Los tratamientos médicos con cannabis han demostrado una gran eficacia en la gestión de muchos de los síntomas de la esclerosis múltiple (EM). Acá encontraremos algunos de los beneficios al realizar tratamientos con cannabis.

 

Antiinflamatorio

La inflamación del tejido neuronal es la característica principal de la esclerosis múltiple. La EM es una enfermedad autoinmune, en la que las células inmunitarias del propio cuerpo atacan al sistema nervioso central, lo que produce la inflamación de las vainas de mielina que rodean las neuronas (nervios) en el cerebro y en la columna vertebral. Esta inflamación conduce, en última instancia, a que las vainas de mielina sean irreparablemente dañadas, lo que a su vez provoca una serie de síntomas neurológicos, entre los que se incluye la pérdida del control motor, la debilidad muscular y los espasmos, el estado de ánimo inestable y la fatiga.

Se sabe que el cannabis reduce la inflamación, y los médicos y herboristas de todo el mundo lo llevan utilizando durante siglos como antiinflamatorio. Durante los últimos años, se ha investigado a fondo la capacidad del cannabis para reducir la inflamación relacionada con la EM.

 

Analgésico

El dolor es uno de los síntomas más comunes de la EM, que produce una gran debilidad muscular, y lo sufren un 50-70% de los enfermos. El dolor relacionado con la EM se produce, directamente, o bien como resultado de la inflamación o tejido neural, o como resultado de los espasmos musculares y la espasticidad que ejercen presión sobre el sistema musculo esquelético.

El cannabis reduce el dolor en pacientes con esclerosis múltiple, trabajando directamente para reducir la respuesta inmune y la inflamación resultante, y también disminuye el dolor musculo esquelético causado por los espasmos musculares y la espasticidad. Un análisis científico, publicado en 2007, indicó que THC era más eficaz en el tratamiento del dolor relacionado con la EM que el CDB y el dronabinol, una forma sintética de THC.

 

Antiespasmódico

Los espasmos musculares repentinos, es decir, las contracciones involuntarias de un músculo o grupo muscular, son otra característica común de la EM, y se presentan hasta en un 80% de los pacientes. Los espasmos pueden causar una sensación de dolor agudo y temporal, que por lo general desaparece después de un breve periodo de tiempo. La espasticidad muscular es un síntoma relacionado, y se refiere al estado de constante contracción de un músculo, o grupo muscular, que produce dolor, rigidez y una sensación de “tirantez”.

 

Se ha demostrado que el cannabis reduce la frecuencia de los espasmos musculares y la gravedad de la espasticidad muscular. El efecto del cannabis sobre la espasticidad y los espasmos musculares, probablemente, se debe a su capacidad para disminuir la inflamación de las neuronas y retrasar la progresión global de la enfermedad. Un estudio publicado en la revista Nature, en el año 2000, demostró que los receptores cannabinoides agonistas, incluyendo THC y R(+)-WIN 55,212 (un agonista sintético), mejoraban los síntomas de la espasticidad y del temblor, mientras que los receptores cannabinoides antagonistas (en particular el receptor CB1) agravaban los síntomas.

 

Antidepresivo

La depresión clínica es una característica común de la esclerosis múltiple, puede ocurrir debido a daños en los nervios que ayudan a regular el estado de ánimo, o puede ser un efecto secundario de otros medicamentos utilizados para controlar la progresión de la enfermedad. Además de depresión grave, la EM también puede conducir a una serie de síntomas relacionados con la disfunción emocional.

La capacidad del cannabis para tratar la depresión se discute, y se dispone de pruebas sustanciales aportadas por ambas partes. Varios estudios han indicado que THC, el CBD, y el cannabicromeno (CBC) pueden ejercer un efecto antidepresivo. Se sabe que el sistema endocannabinoide desempeña un papel importante en la regulación del estado de ánimo y los niveles subjetivos de felicidad, y los endocannabinoides, como la anandamida, son fundamentales para el proceso. Se cree que ciertas variaciones genéticas en la expresión de los receptores CB1 hacen que algunos individuos sean más sensibles a los efectos de elevación del estado de ánimo del cannabis.

 

Molestias abdominales

La EM puede producir una serie de problemas gastrointestinales como dolor abdominal, estreñimiento (sufridos por cerca del 50% de los pacientes) y la incontinencia fecal (padecida por el 30-50% de los pacientes). Estos síntomas pueden resultar embarazosos, dolorosos y causan ansiedad.

El cannabis se ha asociado, desde hace mucho tiempo, con la disfunción gastrointestinal, incluyendo el síndrome del intestino irritable (SII) y la enfermedad de Crohn, y se cree que esto es debido al efecto de los cannabinoides en los receptores (específicamente los receptores CB2) del sistema nervioso periférico que controla la función intestinal.