La fibromialgia es uno de esos trastornos de causa desconocida pero de síndrome altamente discapacitante que, precisamente por desconocerse su etiopatogenia (causas), sumado a la falta de tratamientos específicos eficaces, a la medicina le ha costado reconocer como enfermedad. Recientemente acaba de publicarse un estudio de tipo “naturalista” (observacional) realizado en Barcelona, en el que se han evaluado los beneficios percibidos de la automedicación con cannabis en un grupo de mujeres que padecen esta enfermedad.

 

Tratamiento con Cannabis

Otras teorías explican los síntomas por una alteración del sistema inmunitario. El tratamiento con cannabis parece encajar con cada una de estas teorías, ya que, por ejemplo, se sabe que el sistema endocannabinoide está implicado en funciones fisiológicas que incluyen la regulación de los sistemas dopaminérgicos y serotoninérgicos, en la regulación de la respuesta fisiológica de estrés y, además, el sistema inmune.

De hecho, el principal síntoma de la fibromialgia es un bajísimo umbral al dolor y la sensación subjetiva de dolor está mediada, entre otros, por estos tres procesos fisiológicos mencionados, por lo que, independientemente de cuáles sean las causas, resulta coherente pensar que el tratamiento de la fibromialgia con cannabinoides puede ser una opción terapéutica a contemplar.

 

El investigador Ethan Russo ha propuesto como explicación que la causa común de estos trastornos se basa en una desregulación del sistema cannabinoide endógeno (http://es.scribd.com/doc/43672268/Clinical-Endocannabinoid-Deficiency-CECD-Russo), lo cual si bien de momento no es más que otra hipótesis más de explicación de estos síndromes clínicos, debido a que comparten un cierto nivel de eficacia en el tratamiento con cannabis, de momento parece la idea más plausible. Otros síntomas propios de la fibromialgia, aparte del dolor, que como se ha dicho es el síntoma principal, son cansancio crónico, rigidez matutina, sueño constante y problemas afectivos.Puntos de sensibilidad de la fibromialgia.

 

El estudio en cuestión, desarrollado desde el Institut Municipal d’Investigació Mèdica de Barcelona, se ha publicado en la revista científica de acceso gratuito PLoS One(http://www.plosone.org/article/info:doi%2F10.1371%2Fjournal.pone.0018440).

 

Cannabis vs Tratamientos farmacológicos

Un cerebro sano en comparación con el cerebro de un paciente que sufre de fibromialgia

En resumen, se trata de un estudio naturalista, lo cual tiene sus limitaciones intrínsecas a la hora de extraer conclusiones definitivas, pero a la vez una alta validez ecológica, en el sentido de reflejar bien la cotidianeidad de las pacientes con este tipo de patología.

 

Conviene destacar, en cualquier caso, que las pacientes del grupo cannabis eran refractarias a tratamientos habituales y que habían llegado al cannabis como última opción. Sería interesante investigar si, en mujeres con la enfermedad menos resistente al tratamiento, el cannabis podría ser de mayor utilidad que los tratamientos farmacológicos al uso, que tiene mayores efectos secundarios.

 

En cualquier caso, el hecho de que gracias al consumo hubieran reducido otras medicaciones, no manifestaran sufrir efectos secundarios importantes secundarios al consumo y subjetivamente percibieran un alivio en la mayoría de los síntomas sufridos, teniendo en cuenta que las medicaciones al uso muestran poca eficacia en el tratamiento de los síntomas, encontrar algún tipo de alivio a un coste fisiológico despreciable puede suponer ya por sí solo un gran avance en el tratamiento de su enfermedad. Y ya, en otro orden de cosas, estudios como éstos permitirán en el futuro esclarecer si enfermedades como la fibromialgia se deben a una desregulación del sistema endocannabinoide y así ganar en conocimiento acerca de la etiopatogenia de esta altamente discapacitante enfermedad.