El herpes genital, una enfermedad muy común y también una de las más difíciles con la que convivir. La vergüenza y el aislamiento de quienes lo padecen, suele ir acompañado del dolor físico causado por él.

 

El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual que puede contraer cualquier persona sexualmente activa.

 

Se puede contraer al tener relaciones sexuales orales, vaginales o anales con una persona que tenga la enfermedad. Afecta principalmente a la piel y las mucosas blandas de los genitales. En la mayoría de los casos, los pacientes de herpes genital permanecen libres de síntomas, pero son muy propensos de contagiar a otros.

 

¿Cómo actúa el cannabis?

No todos los cannabinoides son eficaces en este caso, pero el THC  modula la respuesta inmune y las funciones de linfocitos T para contrarrestar la infección del virus.Estudios indican que el THC inhibe los mecanismos de HSV-2-glicoproteína específicas de síntesis, de maduración y de transporte

La inhibición de las glicoproteínas virales tiende a suprimir la infección, así como reducir la respuesta inmune-inflamatoria del huésped.

 

Otro estudio ha demostrado que concentraciones muy altas de THC reducen la infección de los viriones (partículas de virus infeccioso), sin provocar ningún efecto sobre la réplica viral en concentraciones más bajas.

Sannabis ofrece alternativas como aceites, cremas o bálsamos de cáñamo con CBD que se han demostrado eficaces en casos de herpes tanto labiales como genitales.