La fibra de cáñamo es una de las fibras más duraderas, resistentes y suaves del mundo de las plantas, y hace siglos que los seres humanos descubrieron cómo fabricar hilo, cuerda y tejidos con ella. El cultivo del cáñamo permitió que pudieran cambiarse las prendas hechas con pieles de animales por ropas de tejido.

El hilo de cáñamo  además de ser extremadamente versátil, puede ser tan resistente como una cuerda de ancla y tan suave como la seda. Por si todo ello fuera poco, el cultivo de cáñamo también conlleva beneficios para el medio ambiente como la protección del suelo contra la erosión. No necesita productos químicos para su crecimiento y cuidado y, al ser un sustituto de la madera, evita la deforestación.

Los productos presentados a continuación son el resultado del proyecto“Tejiendo Sueños de Libertad”, el cual  está dirigido a la población carcelaria y es llevado a cabo en coordinación con  Taller Libre, Confraternidad Carcelaria y Sannabis. Tejiendo sueños de libertad tiene como objetivo beneficiar a la persona privada de la libertad con reducción de su pena al mismo tiempo que ayuda a sus familias a tener una vida más digna gracias a los ingresos percibidos por la comercialización de los productos que elaboran sus familiares en la prisión, lo cual permite mostrar a la sociedad qué siguen siendo personas productivas a pesar de su condición, elaborando accesorios hechos en fibra de cáñamo totalmente a mano y de excelente calidad.

No tenemos productos para mostrar en este momento.

::Importante:

el envío se realiza un día hábil después de hecho el pedido y el costo es asumido por el cliente al recibirlo::